Kinesiotape, o las tiras de colores

Kinesiotape, o las tiras de colores

Ya es un fenómeno consumado desde hace años la presencia del Kinesiotape en el mundo del deporte, y cada vez más en nuestras calles.

Todo empezó a finales de los años noventa en Japón y tras una potente campaña de marketing en los juegos olímpicos de Sídney, comenzó a distribuirse y venderse por todo el mundo, hasta hoy donde puede adquirirse diferentes versiones de este producto, incluso a la venta en algunos supermercados e incluso en bazares.

La procedencia del producto es importante, un mal producto en una piel sensible puede dar lugar a la aparición de rojeces o sarpullidos o incluso alergias, pero el punto fuerte de este método, como en la mayoría, se encuentra en la técnica. Los colores, aunque en origen si se tenían en cuenta en función de la aplicación, aunque realmente es un efecto tan pequeño, que  es indiferente el color con el que se realice el vendaje, mientras la técnica sea aplicada correctamente.

Los fisioterapeutas manejamos tanto la tensión de la venda, como la de la piel del paciente, con el fin de obtener el efecto deseado, que puede ser, desde la ayuda al drenaje de un edema o hinchazón hasta  la activación muscular, para reducir el gasto energético y proteger alguna lesión de ir a mas que por algún evento de gran importancia que no permita el reposo por parte del paciente.

Los efectos más importantes que se buscan son: la descongestión de los tejidos, reducción de la tensión muscular y de la fascia, asi como eliminar tensión a ciertos nervios que pueden provocar o incrementar la sensación dolorosa (neuromecanica).

Para el drenaje de edemas o hinchazones la función  del vendaje es aumentar el espacio entre los tejidos, con el fin de facilitar la evacuación y vaciamiento de las vías linfáticas para una mas rápida absorción.

La aplicación más frecuente es la descarga muscular, es muy frecuente ver a personas que llevan las tiras en el cuello para descargar la porción cervical del trapecio, sumamente sufrido por las malas posturas frente a diferentes dispositivos electrónicos. En este caso lo que provocamos es un acortamiento de las estructuras implicadas, eliminando el estiramiento que activa el dolor, permitiendo un movimiento mas normal de las estructuras, facilitando así su recuperación y regeneración.

Es importante remarcar que sea un profesional sanitario quien realice estos vendajes, ya que aun existiendo infinidad de vídeos con tutoriales en diferentes soportes, la mala aplicación de este tipo de vendajes adhesivos puede propiciar la aparición de heridas o ulceras, o incluso causar lesiones por colocar el vendaje de una manera inadecuada.

Consulta siempre a profesionales,

Equipo de Clínica Fisiokiné

 

 

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies